Auditan fondos de pasada gestión en el hospital materno

Por: La Redacción.-

Santo Domingo, R.D.- Bajo un estricto hermetismo perito del Servicio Nacional de Salud (SNS), comenzaron auditar los fondos asignados a las pasadas autoridades del Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA), en busca de determinar si hubo irregularidades.

La auditoría interna se realiza en medio de revelaciones de dispendios de los recursos del Estado, desde la apertura de la maternidad el 8 de marzo del 2013, que vinculan a sus máximas autoridades encabezada por el doctor Rafael Alberto Draper Feliz  y Claribel Yokasta Rosario López.

Las pesquisas sobre información financiera, operacional o administrativa, se realizan con la mayoría de los actores en funciones, lo que podría ser un obstáculo a las acciones al estar la “Iglesia en manos de Lutero”, como refiere el viejo refrán.

Aun figuran en sus puestos, el doctor Lorenzo Pereyra, ascendido de subdirector médico a asistente especial del director general doctor Freddy Nova, la subdirectora Administrativa y Financiera, Claribel Yokasta Rosario López, conocida como “la dama de seda”, la gerente Jurídico Evelin Castillo, el asesor legal Palma Larancuent, y el gerente de Tecnología ingeniero Cristian Rafael Ortega, entre otros funcionarios.

Durante la pasada gestión encabezada por Draper Feliz, se abrían cometido faltas graves, que irían desde el dispendio a la designación irregular de funcionarios, que sumieron al hospital materno en un endeudamiento millonario en perjuicio del Estado dominicano.

La auditoría fue dispuesta por el doctor Mario Lama, director del SNS, a la utilización de más 2 mil 100 millones de pesos asignados en 7 años a la dirección pasada del materno, aunque se estima que en las indagatorias no se encontraran evidencias al borrarse las pruebas.

Entre los hechos que requieren ser probados se encuentran; la contratación de un abogado personal pagado con recursos del centro, el uso de vehículos en su provecho personal, tickets de combustibles asignados a encargados y gerentes, compras a través de personas allegadas, en violación a la Ley No. 340-06 sobre Compras y Contrataciones, así como acoso sexual y laboral.

Sus principales autoridades muestran un enriquecimiento no justificado, en una aparente estafa contra el Estado, tráfico de influencia, la que se observa en apartamentos, Penthouse, Villas  y solares valorados en decenas de millones de pesos.

Sin embargo, algunas personas podrían figurar como testigo sobre lo ocurrido en la pasada administración, que recibió un centro de salud materno de tercer nivel, totalmente equipado, con un presupuesto mensual de 25 millones de pesos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *