El desarrollo humano va camino de retroceder por primera vez desde 1990

Por: La Redacción.-

Nueva York. (LP).– El desarrollo humano global, como medida combinada de la educación, la salud y las condiciones de vida en el mundo,  podría retroceder este año por primera vez desde la introducción de este concepto en 1990, según alertó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“El mundo ha visto muchas crisis durante los últimos 30 años, incluida la crisis financiera global de 2007-2009. Todas han golpeado con fuerza al desarrollo humano pero, en general, a nivel global se ha conseguido avanzar cada año. La Covid-19, con su triple impacto — en salud, educación e ingresos— puede alterar esta tendencia”, explicó Achim Steiner, administrador del PNUD.

Los retrocesos en aspectos fundamentales del desarrollo humano se están dando ya en la mayoría de los países, ricos y pobres, de todas las regiones, indica un comunicado del organismo.

Refiere que más de 300.000 personas han fallecido a causa de la Covid-19, y que las estimaciones para este año apuntan a una caída del 4 % de la renta per cápita mundial.

Educación

Con el cierre de escuelas, las estimaciones del PNUD de la “tasa efectiva de desescolarización” (el porcentaje de niños y niñas en edad de cursar la enseñanza primaria ajustado para reflejar aquellos que no tienen acceso a Internet) indican que el 60 % de ellos no están recibiendo ninguna educación, llevando la desescolarización global a niveles desconocidos desde la década de 1980.

El impacto conjunto de estos choques podría dar lugar a un retroceso inédito en los niveles de desarrollo humano.

Y ello sin contar con otras consecuencias importantes, como en lo relativo al avance hacia la igualdad de género. Los efectos negativos de la crisis sobre las mujeres y las niñas van desde el ámbito económico, menos ingresos y ahorro, mayor inseguridad laboral, hasta la salud reproductiva, el trabajo de cuidados no remunerado y la violencia de género.

Desigualdades en educación

Las previsiones apuntan a que la caída del desarrollo humano será mucho mayor en los países en desarrollo que cuentan con menos medios para gestionar los efectos sociales y económicos de la pandemia que otros países más ricos.

En el sector educativo, ante el cierre de las escuelas y las profundas brechas existentes en el acceso al aprendizaje online, el PNUD calcula que el 86 % de los niños y niñas de primaria se encuentran actualmente sin escolarizar en los países con un desarrollo humano bajo, comparado con el 20% en los países con un desarrollo humano muy alto.

Sin embargo, con un acceso más equitativo a Internet que permita a los países rezagados cerrar la brecha con los que encabezan su grupo de desarrollo, algo que es factible, las desigualdades actuales en materia educativa podrían cerrarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *