En el materno también había una especie de “Pulpito”

Por: La Redacción.-

Santo Domingo, R.D.- En el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA), también habría operado una especie de “pulpito”, que administraba sus compras a través de varias empresas que vinculaban a sus principales autoridades.

De acuerdo a los informes Franklin Reyes, conocido como “El Magnífico”, cuñado de la licenciada Claribel Yokasta Rosario López, “la dama de seda”, quien sigue siendo la subdirectora Administrativa y Financiera del HMRA.

Reyes, suplía desde alimentos hasta equipo tecnológico al centro de salud, sin cumplir con la Ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones Públicas.

El Magnífico, según los informes era también la persona que se encargaba de borrar las evidencias, sobre las irregularidades que se habían cometido en la principal maternidad de tercer nivel que existe en el país, y que en la actualidad una auditoria no podría revelar el dispendio cometido.

El doctor Rafael Alberto Draper Feliz, ex director del centro y Rosario López, habrían constituido una asociación de malhechores junto a sus allegados, en violación a lo que establece el artículo 265 del Código Penal dominicano.

Las pasadas autoridades del Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar recibían alrededor de 25 millones de pesos mensuales, llegando a manejar unos 2 mil 100 millones de pesos en 7 años.

Draper Feliz y la “Dama de Seda”, habrían dispuesto compras millonarias en el referido período a los mismos suplidores, sin convocar al Comité de Compras de la maternidad,  en violación a los procesos.

El ex director del materno tendría inversiones millonarias, entre estas un pent-house en el entorno al Ministerio de Defensa, un apartamento en la avenida Colombia a esquina avenida Monumental, dos apartamentos en Ciudad Bonita, en la Jacobo Majluta, una casa de Veraneo y dos solares en Jarabacoa.

Mientras que Rosario López, poseería varios apartamentos en el residencial Ciudad Bonita, de la avenida Jacobo Majluta, en Santo Domingo Norte y otras propiedades que también estarían en manos de otras personas utilizadas como testaferros.

Ante lo establecido los ex funcionarios no podrían justificar los recursos obtenidos en el corto tiempo, al devengar salarios de 74 mil y 71 mil pesos bruto mensuales.

De acuerdo a los informes las pasadas autoridades dejaron una deuda de alrededor de 150 millones de pesos, que fue incrementada luego de la derrota electoral del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el 5 de julio pasado, cuando fueron suspendidos varios de los servicios médicos, incluyendo las consultas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *