Explican alcance manual de buenas prácticas farmacéuticas

Por: La Redacción.-

Santo Domingo, R.D. (LP).- El vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF) aseguró que los pacientes y consumidores de fármacos está más empoderados y atentos al papel de las organizaciones en su entorno.

En ese sentido, Juan Miguel Madera aseguró que el Manuel de buenas prácticas de la industria farmacéutica adecua la producción de medicamentos a lo que piensan los pacientes.

Sostuvo que el ciudadano dominicano ahora no solo se centra en el producto final ni en sus beneficios, sino que también valora el comportamiento de las empresas y cómo éstas contribuyen en el fortalecimiento de nuestro país.

Afirmó que se busca mantener la integridad y transparencia en los procesos de producción, almacenamiento y distribución de medicamentos y establecer los parámetros de diálogo entre los actores clave del sector.

Entre otras directrices, se muestra cómo debe ser compartida la información y a qué tipo de datos deben tener acceso nuestros consumidores, dijo.

“La conceptualización de este manual nace en los primeros meses del año pasado, buscando responder a una necesidad que habíamos identificado hace ya algún tiempo. Claramente, nuestro sector necesitaba una guía que presente los ejes de acción que demuestre el papel de las empresas en la actualidad, una reflexión que es una tendencia en mercados internacionales y que lleva a replantear el propósito de las organizaciones”, precisó.

En una entrevista en el portal www.resumendesalud.net, aseguró que se logró un producto final que resalta de manera clara el compromiso de la entidad en el mejoramiento y la constante actualización de la industria de los medicamentos en la República Dominicana.

“Una visión que se evidencia en los cinco ejes de acción propuestos: Integridad y transparencia del negocio; diálogo con actores clave; acceso a la información de la empresa y productos; impulso al desarrollo del sector farmacéutico local y el compromiso con la sostenibilidad”, puntualizó.

Espera que el documento sea una guía para replantear nuestras operaciones y lograr contribuir al fortalecimiento del sector salud.

En este sentido, “dentro de nuestro plan de acción, tenemos contemplado socializar el mismo con cada una de las empresas miembros de ARAPF, para lo cual coordinaremos con los directivos y ejecutivos estas visitas”.

El manual destaca que a pesar de las potencialidades individuales de cada una de las empresas, la fortaleza del sector farmacéutico dominicano radica en las alianzas público-privada, ya que esta no solo estimula y demanda la supervisión sistemática de las regulaciones y normativas para equipararlas con las exigencias de otros mercados, sino que impulsa la constante innovación para agilizar los procesos, buscar soluciones novedosas para mejorar la actividad farmacéutica a nivel nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *