Israelíes crean el primer corazón funcional con impresora 3D

Por: La Redacción._

Israel. (SS)._ La tecnología de impresión 3D irrumpió en el mercado y en su desarrollo viene abarcando más terreno, por ser más rápida, barata y fácil de usar.

Es común verla trabajar en la joyería, el calzado, diseño industrial, la arquitectura, ingeniería y construcción, automoción y sector aeroespacial, la educación, en los sistemas de información geográfica e ingeniería civil.

Recientemente, también ingreso al mundo de las industrias médicas, donde el primer gran logro es la impresión del primer corazón vivo utilizando tejidos humanos.

Este hito ha sido gracias a científicos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, quienes califican este avance como una nueva vía hacia los trasplantes del futuro, pues a decir de los especialistas, en las últimas décadas se ha venido potenciando el número de pacientes que requieren un trasplante de algún órgano.

En el mismo período, solo se ha reportado un incremento de 1 % de trasplantes de órganos, señala Anthony Atala, director del Instituto de Wake Forest de Medicina Regenerativa, en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Sin embargo, Tal Dvir, director de la investigación en Israel, celebra que este corazón artificial palpite y tenga todas las partes de este vital órgano.

La investigación específica de los israelíes está enfocada hacia las enfermedades cardiovasculares; para ellos, la principal causa de muerte.

Además, señalan que el número de donantes cardíacos es limitado, por lo que vieron la necesidad de trabajar en nuevas opciones científicas, reseñó France 24.

Los investigadores esperan que este descubrimiento pavimente el camino hacia la medicina del futuro. Aseguran que “una vez desarrollada esta tecnología, los miles de pacientes que cada año esperan trasplantes, dejarían de hacerlo”.

En el campo de la medicina se puede crear una estructura tridimensional utilizando las propias células del paciente, para después implantarle un nuevo órgano.

Los órganos que se necesiten serán impresos totalmente personalizados para cada uno de ellos. Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer.

En principio, se han creado desde estructuras planas, como piel, vasos sanguíneos, hasta órganos tubulares, estómago, pulmones; es decir, del más sencillo, hasta el más complejo.

El norte de estos estudios es crear estructuras más grandes que se puedan implantar en pacientes para poder ayudar a mitigar los problemas que genera la escases de órganos.

Para crear el corazón, los científicos realizaron una biopsia de tejido graso del paciente, quitaron todas las células y las separaron del colágeno y otros biomateriales. Luego las reprogramaron “para ser células madre, células cardiacas y células de vasos sanguíneos”.

El proceso continuo y fueron procesados los biomateriales “para convertirlos en biotinta, que permitiría imprimir con las células”, explicó Tal Dvir.

El especialista aclara que aún persiste un problema: el corazón aún no bombea y el siguiente paso de la investigación será madurarlo, pues “las células se pueden contraer, pero el corazón completo no bombea. Necesitamos desarrollarlo más” para lograr un órgano que pueda trasplantarse a un ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *